5 Consejos para antes de vender tu empresa

5 consejos para vender tu empresa
Sergio Gordillo
Sergio Gordillo
Socio Director
Tabla de contenidos

Antes de vender tu empresa, revisa estos consejos:

En el actual panorama económico, marcado por crisis y preocupaciones constantes, muchos empresarios se encuentran evaluando la posibilidad de vender sus empresas como una alternativa viable. Este proceso no solo implica cuestiones financieras, sino también emocionales y estratégicas que deben ser consideradas con detenimiento. 

El deseo de vender una empresa puede surgir por diversas razones, pero en gran medida está influenciado por el contexto económico y las circunstancias individuales de cada empresario. En ocasiones, factores como la edad, la fatiga acumulada por años de desafíos empresariales y la falta de un relevo generacional claro pueden llevar a los empresarios a considerar la venta como una opción viable para cerrar un ciclo y abrir nuevas oportunidades.

gestión emocional en la toma de decisiones

1. La gestión emocional en la toma de decisiones

Es fundamental reconocer el papel de las emociones en la toma de decisiones empresariales. A menudo, el miedo, la ansiedad y la incertidumbre pueden influir en la percepción de la situación y llevar a decisiones precipitadas o poco fundamentadas. Por ello, es importante abordar estas emociones de manera consciente y racional, buscando el equilibrio entre la prudencia y la audacia en el proceso de venta.

2. Evitar decisiones precipitadas

Las prisas rara vez son aliadas en la venta de empresas. Una decisión precipitada puede diluir el valor generado a lo largo de los años y comprometer el legado del empresario. Por ello, es crucial gestionar las emociones, planificar adecuadamente el proceso de venta y buscar asesoramiento experto para maximizar el valor y la efectividad de la transacción.

evita decisiones precipitadas antes de vender tu empresa

3. Alternativas a la Venta

Si la venta no parece la opción más adecuada, existen alternativas que pueden ser exploradas. Una opción es iniciar un proceso de delegación gradual, permitiendo que el empresario reduzca su presencia en la gestión diaria del negocio y capacite a la próxima generación de líderes. Otra posibilidad es involucrar al equipo directivo en la toma de decisiones estratégicas, permitiendo una transición más suave y asegurando la continuidad del negocio.

4. La empresa como parte del patrimonio económico financiero

Una vez vas aprendiendo a dar valor a la empresa desde una posición distinta y, por tanto, aprender a tratar a la empresa como una parte más de tu patrimonio económico financiero. Tratar a la empresa como una inversión más desde el Consejo Administración. 

Exigir y dar valor al equipo del día a día, con el conocimiento y experiencias que se atesora, retando al equipo en la estrategia empresarial. No estar pegado al día a día, te permite no entrar en autojustificaciones de no abordar nuevos retos. Explorar nuevas oportunidades de crecimiento, diversificar las fuentes de ingresos o buscar alianzas estratégicas que impulsen el desarrollo del negocio. Solo alguien con la experiencia, y la vinculación accionarial al negocio lo puede hacer, pero para ello hay que tener tiempo saliendo del día a día. 

De manera progresiva y natural, se van desarrollando nuevas formas de involucrarse, por ejemplo a través de la mentoría de jóvenes talentos o la participación en iniciativas de innovación y transformación.

estructura de la family office

5. Estructura de la Family Office

De manera natural, al desarrollar esta visión patrimonial, se procede progresivamente a centralizar de manera natural la gestión económica financiera, fiscal y el control de gestión.

Se centralizan los análisis de las potenciales inversiones tanta las directamente relacionadas con la empresa, como nuevas oportunidades que sin duda al disponer de tiempo van apareciendo , por ejemplo inmobiliarias, financieras, start ups, fondos de inversión,..  

Desarrollar una visión patrimonial, tanto de control como de creación, mantener el legado y preservar el patrimonio familiar a largo plazo, mediante una estrategia coherente de inversión y planificación, asegurando la estabilidad y continuidad de la riqueza a través de las generaciones venideras.

Más información sobre Family Office.

Conclusiones

En resumen, la decisión de vender una empresa es un proceso complejo que requiere una cuidadosa evaluación de múltiples factores. Es importante no dejarse llevar por las emociones y tomar decisiones fundamentadas en un análisis detallado de la situación y las opciones disponibles. Ya sea optando por la venta o explorando alternativas, lo crucial es asegurarse de que el legado y el valor generado perduren en el tiempo, garantizando así un futuro próspero tanto para la empresa como para sus stakeholders.

Con estos consejos en mente, los empresarios pueden abordar con confianza el desafío de vender su empresa en un contexto económico cambiante y lleno de incertidumbre.

Puedes escuchar más aportaciones de Sergio Gordillo en este podcast.

Si quieres que te acompañemos a pensar en la situación y evaluar las posibles opciones, estaremos encantados de escuchar tus necesidades.

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.

¡Nos encanta saber tu opinión!

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter