900 194 000 Contacto Nuestros clientes Trabaja con nosotros Equipo

10+1 Consejos a la hora de abordar una refinanciación con la banca

13-junio, 14
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

Tal vez seas de los pocos que hayan llegado hasta aquí sin haberse visto obligado a abordar una refinanciación bancaria. Puede que te estés planteando llevar a cabo una o que ya hayas sufrido alguna vez este difícil proceso, caso en el que creo que te sentirás identificado y seguro estarás de acuerdo con lo que voy a exponer. En cualquier caso, ahí van algunas recomendaciones que me atrevo a darte en base a nuestra experiencia en este tipo de procesos y que sin duda son básicas para abordar con las máximas garantías un proceso de este tipo.

1. Elabora un Plan de Negocio creíble. Se prudente en las proyecciones de negocio. Un breve resumen de tu plan de negocio hará ganar confianza en tu proyecto y despejará muchas dudas.

2. Se transparente. Explica el porqué de la situación: cómo hemos llegado hasta aquí y en que hemos fallado y, sobre todo, que vas a hacer para remediarlo. Conviene ser proactivo en este aspecto, no esperes a que te pregunten.

3. EMPATIZA. Ponte en los zapatos del banco. De cada uno de ellos. Valora tu posición de fuerza/debilidad. Tú puedes perder tu empresa, pero ¿ellos que pierden? El reciente cambio legislativo favorece claramente llegar a acuerdos de refinanciación ya que ahora solo es necesario que el acuerdo de refinanciación sea suscrito por el 55% del pasivo titularidad de entidades financieras.

4. Identifica quien es tu socio: el banco líder. Él tiene que ser tu apoyo principal para el buen fin del proceso. Puede ayudarte liderando al Pool y conviene que te apoyes en el para buscar planteamientos que puedan encajar al resto de entidades. Ten en cuenta que es uno de ellos: habla su idioma y los entiende mejor que tú. Aunque la operación no sea sindicada, siempre ha de haber un banco líder que tire del carro.

5. Sé imaginativo en los planteamientos. Bullets, cuotas crecientes, etc. pueden ayudar a encajar las obligaciones con la capacidad de generación (real) de tu negocio. Detecta las líneas rojas: Aspectos a los cuales las entidades nunca van a acceder. A esto puede ayudarte el banco líder. En tu planteamiento los bancos tienen que ver que tu también “arrimas el hombro” para sacar esto adelante, aporta avales, garantías aunque sean de 2º rango…

6. Intenta resolver el problema de una manera global y de una sola vez. A veces esto no es posible y hay que emplazarse a una revisión de la operación a medio plazo. En este caso, que ese momento sea lo más lejano posible para poder focalizarte en el negocio. Los parches suelen empeorar la situación y posiblemente nos enfrentemos a un problema mayor en unos meses.

7. Si no puedes pagar, ¿realmente crees que te van a dar fresh money? Complicado, a no ser que tu pasivo sea muy elevado y su posición muy poco garantizada. Búscalo por otras vías. Gestión del circulante, desinversión de activos, ampliación de capital. Los periodos de carencia suelen ser la única vía realista de obtener liquidez de los bancos. Ten en cuenta que puedes intentar negociar aplazamientos con AAPP. Existen fondos de capital riesgo públicos o privados a los que les podría interesar participar de tu negocio.

8. En el caso de que aún lo mantengas, asegura el circulante. Una correcta estructura entre circulante y largo plazo es imprescindible. Si aún lo tienes, asegúrate el mantenimiento de este incluyéndolo como condición en el acuerdo.

9. Prevé costes de la operación. Pueden suponer 2-3 % del importe refinanciado. Intereses ordinarios y de demora aparte. Negocia estas partidas.

10. Define una estrategia de negociación, pero lo más directa posible. Planteamientos poco realistas pueden dificultar la operación. Las cartas boca arriba agilizan y favorecen el proceso, aunque… ¡guárdate siempre algo!

10+1. Déjate asesorar por profesionales. Puede sonar a propaganda, pero… ¿cuánto vale la viabilidad de tu empresa? Procesos de este tipo es probable que hayas vivido uno o ninguno. Los profesionales que te pueden asesorar seguramente se hayan enfrentado a estas situaciones en multitud de ocasiones pueden incrementar en gran medida lo adecuado de la solución, las probabilidades de éxito y reducir los tiempos en los que se cierre la operación. ¡Suerte!

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho este articulo . Acabo de pasar un proceso de refinanciacion en mis empresas y lo calcas. Felicitaciones. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este Sitio Web utiliza Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, analizar nuestros servicios, ofrecer funciones de redes sociales, analizar el tráfico y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación.

Aceptar Rechazar Configurar Ver la política de cookies

Cookies